miércoles, 16 de julio de 2014

Pidiendo Bendiciones al Maestro Espiritual

om ajñana- timirandhasya jñanañjana-salakaya
caksur unmilitam yena tasmai sri-gurave namah

"Yo nací en la más oscura de las ignorancias y mi Maestro Espiritual me abrió los ojos con la antorcha del conocimiento. A él le presto mis más respetuosas reverencias".

Pido bendiciones y ofrezco mis más respetuosas reverencias a mis maestros espirituales Sri Srimad Bhaktivedanta Swami Prabhupada (Fundador Acharya de la Asociación Internacional para la Conciencia de Krisna y mi Diksa Gurú Principal / Gurú Instructor Principal), Hanumatpresaka Swami (como Diksa y Siksa Gurú / Gurú Iniciador e Instructor) y Yadunandana Swami (como Siksa Gurú / Gurú instructor). Ellos son los que pueden hacer posible que sea correcto en las palabras y forma de exposición de lo que a partir de ahora se publicará en este Blog dedicado a la Bhagavad Gita Tal como es.

No pretendo con este Blog quitar o añadir algo a lo ya dicho anteriormente por Su Divina Gracia A.C. Bhaktivedanta Swami Prabhupada, quien tradujo el Bhagavad Gita al Inglés desde el Sánscrito (lengua original en el que fue escrito y trasmitido) para posteriormente proceder a comentarlo a la luz de los Vedas (Sastra) y a la tradición de la línea discipular que el mismo representa, la Bhrama Sampradaya. Simplemente, pongo las pocas actitudes que pueda tener, al servicio de aquellos a los que pueda llegar con un planteamiento sencillo a nivel filosófico y humano, con el fin de facilitar la comprensión de las claves para alcanzar la auténtica felicidad, tanto en la dimensión material como espiritual.

Se dice que el verso más importante del Bhagavad Gita es el 34 del capítulo cuarto:

tad viddhi praṇipātena
paripraśnena sevayā
upadekṣyanti te jñānaṁ
jñāninas tattva-darśinaḥ

"Tan sólo trata de aprender la verdad acudiendo a un maestro espiritual. Hazle preguntas de modo sumiso y préstale servicio. Las almas autorealizadas pueden impartirte conocimiento, porque han visto la verdad".

El conocimiento y la comprensión, pertenezcan al campo que pertenezcan, es muy difícil de alcanzar. Nadie comprende las matemáticas si no es acudiendo desde primaria a la escuela, una escuela con profesores autorizados a impartir dicha materia, pues sus estudios previos en la universidad, guiados por Académicos y Catedráticos, les avalan. Así como nadie se pondría en manos de un jardinero, si lo que pretende es operarse de una obstrucción en la aorta. Acudirá a un cirujano cardiovascular, quien le intervendrá con grandes posibilidades de éxito. Este éxito dependerá de los conocimientos adquiridos por el cirujano en la facultad de medicina y los años de residencia en el hospital, así como la realización que haya tenido por los años de experiencia práctica.

Esto que parece tan evidente, choca con el creciente número de personas, que, tomando un poco de aquí y un poco de allá, elaboran sus propias teorías, haciendo creer que lo que afirman o enseñan se encuentra avalado por algo o alguien, cuando tan sólo son librepensadores especulativos que no han sido capaces de cursar un sólo año en la universidad, siguiendo un programa autorizado y fidedigno. De manera que, llamándose maestros o expertos en tal o en cual materia no son más que jardineros metidos a cirujano, escuchando tan sólo a su yo interior o "maestro interior" como lo llaman.

En lo que al Bhagavad Gita se refiere, su mensaje ha permanecido inalterado desde el comienzo de los tiempos, gracias a la sucesión discipular,  a través de la cual, de manera inalterada y siguiendo un estricto principio de trasmisión del conocimiento, éste ha llegado hasta nuestros días evaṁ paramparā-prāptam imaṁ rājarṣayo viduḥ ... "Esta Ciencia Suprema se recibió así a través de la cadena de sucesión discipular y los reyes santos la entendieron de este modo ..." (Bhagavad Gita 4.2).

Así como los escritores e investigadores mencionan en sus obras referencias bibliográficas autorizadas, que avalan su trabajo y trasmisión del conocimiento. Los espiritualistas y estudiosos de la Bhagavad Gita y de la Ciencia Espiritual de la India, hacen continuas referencias a los textos sagrados y exposiciones de Gurús expertos fidedignos, con la finalidad de facilitar la comprensión, y mostrar una garantía de que aquello de lo que hablan no es fruto de la especulación, sino que está autorizado. Así, un discípulo nunca podrá decir algo contrario a lo que dijo su maestro con anterioridad. La esencia será la misma, aunque sea explicado con diferentes palabras. Esa es la clave del éxito para que el mensaje espiritual permanezca inalterado, libre de adulteraciones y, por ende, plenamente vigente era tras era.

En Occidente siempre nos preguntamos, ¿cómo sé si me encuentro ante un Maestro o Gurú auténtico o ante un farsante?.

La respuesta es muy sencilla Guru - Sadhu - Sastra. ¿Qué significa ésto?. Quien enseña debe ser un Sadhu, es decir, alguien que practique de manera íntegra lo que predica. Y al mismo tiempo, nada de lo que predique o haga debe ir en contra del Sastra, es decir, contra las escrituras sagradas. En cuanto encontremos incoherencias, estamos ante alguien que no es Gurú, aunque vaya vestido como un sadhu.

Otra descripción de Gurú la encontramos en el verso primero del Upadeśāmṛta:

vāco vegaṁ manasaḥ krodha-vegaṁ
jihvā-vegam udaropastha-vegam
etān vegān yo viṣaheta dhīraḥ
sarvām apīmāṁ pṛthivīṁ sa śiṣyāt

"La persona ecuánime que puede tolerar el impulso de hablar, las exigencias de la mente, la influencia de la ira, y los impulsos de la lengua, el estómago y el órgano genital, está capacitado para hacer discípulos en todo el mundo".


Finalmente, Bahktivedanta Swami Prabhupada en su libro "La Ciencia de la Autorealización" en su capítulo segundo titulado "Eligiendo a un Gurú", dice que Gurú es aquel que habla exclusivamente acerca de Dios. Y la misión de ese Gurú es llevar a su discípulo de la oscuridad a la luz con la finalidad de que cese el sufrimiento de éste.

Así pues, siguiendo el paramparā (Cadena de sucesión discipular o tradición maestro-discípulo), pido las bendiciones de mis maestros para hacerlo lo mejor posible.

Este Blog es una forma con la cual se pretende interactuar con los lectores, de manera que de forma sistemática se expongan los diferentes versos del Bhagavad Gita, se expliquen y quien lo desee pueda hacer comentarios o lanzar preguntas que con gusto serán debidamente respondidas.

Invito a todos los amigos y lectores que desde ahora seguirán estás líneas para que comenten o pregunten cualquier cuestión o duda que se les pueda plantear. Quedo a vuestro servicio.

Date de alta como seguidor para recibir nuevos contenidos y todas las actualizaciones.
Puedes escribirme también a dandava.das@gmail.com. ¿Cuál es mi compromiso?. Publicar semanalmente un verso y responder a todas las preguntas y consultas que realicéis intentando ayudar el vuestra comprensión acerca de esta Ciencia Teista y espiritual contenida el Bhagavad Gita.

Recibe un cordial Saludo.

Atentamente y  a tu servicio, Dandava Das.