miércoles, 30 de julio de 2014

Que es la Bhagavad Gita, estructura y contenido

Antes de entrar en el estudio y comentario de la Bhagavad Gita, se hace necesario situarla en su contexto, así como conocer su estructura y temáticas principales. También se hace necesario explicar otros conceptos y a algunos de sus personajes o personalidades.

Bhagavad Gita se compone de dos palabras en Sánscrito. Bhagavad proviene de la palabra sánscrita Bhagavan, que significa Dios o aquel que posee todas las opulencias a plenitud. Y Gita significa en sánscrito canto o conversación. De esta manera Bhagavad Gita se podría traducir como el canto o conversación de la Suprema Personalidad de Dios o de aquel que posee todas las opulencias a plenitud. También recibe el nombre de Gito-Upanishad.

La Bhagavad Gita data aproximadamente del año 3000 o 3100 a.C. Es un texto compilado por el gran sabio Vyāsadeva, quien es el autor entre otras obras de El Vedanta Sutra, Srimad Bhagavatam, los dieciocho principales Puranas, se le atribuyen los 108 principales Upanishads y la gran obra épica Mahabharata, en cuyo Bhisma Parva (libro sexto) se incluye la Bhagavad Gita.

A Sri Vyāsadeva se le conoce como la encarnación compiladora de Dios, cuya misión fue transcribir o poner por escrito todo el conocimiento Védico, en previsión de la llegada de la era de Kali (era en la que actualmente nos encontramos y que tiene una duración de 432.000 años, comenzando en el mismo momento de la partida de Sri Krisna de este planeta tierra, hace unos 5000 años aproximadamente). Ya que hasta la fecha, y dado el gran avance espiritual de la cultura y sociedad védica, todo el conocimiento contenido en los Vedas era trasmitido de maestro a discípulo de forma oral y así era recordado. Con el declive de la sociedad, la memoria se reduce drásticamente, por lo que es necesario poner por escrito este conocimiento, a fin de que no se olvidara y perdiera.

El Mahabharata es una historia (Itijasa) épica que entra dentro de la categoría de los smrti o textos tradicionales o recordados (creados por el hombre), como también lo es el Ramayana. Pero, la Bhagavad Gita, podría tener una doble catalogación, ya que en un sentido, siendo transcrito y perteneciente al Mahabharata, sería un texto smrti. Pero al denominársele también Gita-Upanishad, estaría considerado un Upanishad y por lo tanto texto perteneciente a los sruti, es decir, revelados o no creados por el hombre; como lo son el Rg, Yagur, Sama y Atharva Veda.

La Bhagavad Gita consta de un total de 700 versos divididos en 18 capítulos, que a su vez son agrupados en tres bloques que tratan sobre Karma-Yoga (acción o trabajo – Capítulos del 1 al 6), Bhakti-Yoga (devoción o servicio devocional – Capítulos del 7 al 12) y Jñana-Yoga (conocimiento – Capítulos del 13 al 18). A lo largo de estos capítulos y módulos temáticos se habla de cinco temas principales:
  1. Prakrti o energía material.
  2. Purusa o alma individual.
  3. Ishvara o Alma Suprema.
  4. Karma o acción, trabajo.
  5. Kala o tiempo.
La explicación a todos estos temas tiene su origen en un conflicto armado entre los Pandavas y los Kurus, pertenecientes a un mismo clan familiar. Los primeros hijos del rey Pandu y los segundos hijos del Rey Dhṛtarāṣṭra, que sucedió a aquel en el trono al ser sus hijos, los Pandus, menores de edad para reinar.

El momento en el que ejércitos de ambos bandos se encuentran dispuestos en el campo de batalla de Kurukṣetra para pelear, es el momento en que Krisna aprovecha para hablarle a su primo Arjuna, uno de los cinco hermanos Pandavas, acerca del objetivo de la vida y el objeto de todo el conocimiento a través de la explicación filosófica de los cinco temas anteriormente mencionados.

La Bhagavad Gita, debido a su importancia ética y espiritual se la considera la Biblia de la India, pues realmente puede ayudar al hombre a librarse del cautiverio de la infelicidad y la aflicción reiteradas.

Ha sido traducida a más de 100 idiomas y comentada por múltiples comentaristas y filósofos. Pero no es hasta la llegada de Su Divina Gracia A.C. Bhaktivedanta Swami Prabhupada, Fundador Acharya de la Sociedad Internacional para la Conciencia de Krisna, que este texto alcanzó su más alta cota de difusión y conocimiento, gracias a la concienzuda traducción del Sánscrito al Inglés y posterior comentario de la misma bajo la autoridad de la tradición Vaisnava Gaudiya a la que pertenece y representa, dentro de la Bhrama Sampradaya, en la línea de sucesión discipular del mismo Krisna y Sri Caitanya Mahaprabhu hasta nuestros días. El efecto de la autoridad moral y espiritual de Bhaktivedanta Swami hizo que, en pocos años, La Bhagavad Gita tal como es, transformara la vida de miles de personas en todo el mundo, logrando lo que tantos comentaristas anteriores no habían podido alcanzar, como es cumplir la instrucción que el mismo Krisna le dio a Arjuna en la misma Bhagavad Gita:

man-manā bhava mad-bhakto
mad-yājī māṁ namaskuru
mām evaiṣyasi yuktvaivam
ātmānaṁ mat-parāyaṇaḥ

Siempre ocupa la mente en pensar en Mí, vuélvete devoto Mío, ofréceme reverencias y adórame a Mí. Estando completamente absorto en Mí, es seguro que vendrás a Mí

man-manā bhava mad-bhakto
mad-yājī māṁ namaskuru
mām evaiṣyasi satyaṁ te
pratijāne priyo ’si me

Siempre piensa en Mí, conviértete en devoto Mío, adórame a Mí y ofréceme a Mí tu homenaje. De ese modo, vendrás a Mí sin falta. Yo te prometo eso, porque tú eres Mi muy querido amigo

Miles de personas comenzaron el sendero de la práctica espiritual del Bhakti-Yoga gracias al Movimiento para la Conciencia de Krisna de la mano de Bhaktivedanta Swami Prabhupada, y hoy en día a través de sus discípulos y los discípulos de estos en todo el mundo.

vancha-kalpa-tarubhyash ca
kripa-sindhubhya eva ca
patitanam pavanebhyo
vaisnavebhyo namo namah

“Ofrezco mis más humildes reverencias a todos los devotos vaisnavas, quienes son como árboles de los deseos capaces de satisfacer los deseos de todos y que están llenos de compasión por todas las almas caídas y condicionadas”.


El conocimiento y práctica expuesta en la Bhagavad Gita no es en modo alguno excluyente, sectario o exclusivo de ningún culto o religión. Es universal, integrador, extrapolable y complementario a cualquier otra tradición sea Cristiana, Judía, Musulmán o simplemente ninguna, ya que nos enseña principalmente a conocer quiénes somos, quien es Dios y cómo relacionarnos mejor con Él y por lo tanto con los demás y con nosotros mismos. Cuando comprendemos esto, nuestras relaciones son plenamente satisfactorias pues se basan única y exclusivamente en el amor. Amor puro y sin mezcla de condicionamientos materiales, físicos o psíquicos. Es entonces cuando podemos alcanzar la felicidad plena, esa que todos ansiamos. Una felicidad trascendental que nunca termina.